jueves, 12 de junio de 2008

Barbie: de las chuches a las joyas de la corona

Para nada quiero que esto se convierta en un diario personal, solo esta semana porque las circunstancias me obligan y la verdad que así me despejo de tanto preparativo.

¿Recordáis cuando erais pequeños y os llevaban a los acontecimientos familiares? Yo ahora veo las fotos y es un poco traumático verme con esos vestidos con el fruncidito ese en el pecho (¿nido de abeja?) y con el lazo atrás, con los zapatos esos con una tira en el empeine (no vaya a ser que se salgan y te caigas). Madre mía si es que me estoy viendo y todo el mundo "uhh que grande", "como has crecido", y venga besos. Debí de crecer todo en esa época de las bodas porque sigo igual de pequeña ....

Chuches de ( Yolanda Cueto)

Esto viene porque tengo 5 niños entre mis invitados (realmente tengo 8, pero como tienen 12 años pues ya son "adultos" y no quieren cosas de niños _esto será hasta que vean los regalitos_) Ya sabéis que son un público muy dificil de complacer, no es eso exactamente ... es si les gusta perfecto y sino te tiran lo que sea a la cara (así de cruel era yo, en fin ... ya he crecido y he aprendido que cuando te regalan algo y no te gusta .... esto, .... sonrio!?). Entonces como adulto que somos, piensas en llevarles algo chulo y diferente, vi unas chocolatinas gigantes con forma de corazón montadas como si fuera una piruleta pero .... chocolate negro, y caras no, carísimas.

Porque no se si sabéis que todo la frase que acaba en "... es para la boda", el dependiente pone ojos de gilito y dice x%&zx$. Y tu en el otro lado "... si es que ya que estamos, que son x%&zx$, si es una vez en la vida" y vas y te lo llevas.

Algo así me ha pasado con los adornos del pelo. Al final como me cuesta decidirme he comprado unos cuantos y así elijo en mi casa sin la presión del tipo "... el mas caro es el que mejor te queda ... " con la sonrisa esa que sabes que te van a timar en cuanto te descuides. El arsenal que tengo en casa (casi todo para devolver).


Dos peinetas para llevar a los lados


La joya de la corona (igualita que la Leti, decía la dependienta)

Un broche cordobés

Las joyas de Koizumo


Estos pendientes no los pienso devolver, os pongáis como os pongáis


Vaya empacho de boda que vais a llevar ...

1 comentario:

Rocío Arana dijo...

El broche cordobés es precioso, y los pendientes... Yo devolvería justo la joya de la leti.

Related Posts with Thumbnails